Te ayudará a determinar la capacidad y eficiencia aeróbica

Esta capacidad está determinada por la habilidad del organismo para captar, transportar y utilizar oxígeno durante la actividad física, por tanto, es un parámetro que nos indica la capacidad aeróbica de trabajo y nos refleja de forma global el sistema de transporte de oxígeno desde la atmósfera hasta su utilización en el músculo. Por tanto es un fiel parámetro para determinar la capacidad y eficiencia aeróbica de una persona. A mayor consumo de oxígeno, mayor nivel de condición física cardiovascular.

El sistema respiratorio capta el aire del exterior a través de las vías respiratorias.

Como producto final del consumo de oxígeno, se libera dióxido de carbono y agua en forma de vapor y sudor.

A medida que aumenta la intensidad del ejercicio cardiovascular, aumenta el consumo de oxígeno hasta un punto donde por mas que se aumente la intensidad, el consumo no sigue aumentando, en personas entrenadas este punto suele ser sobre le 90% de la FC máxima. Posterior al ejercicio, existe una fase donde nuestro organismo continua con un consumo de oxígeno significativo hasta que se vuelven adquirir valores de reposo. Es lo que se llama consumo de oxígeno post ejercicio y puede usarse como parámetro de la exigencia de un entrenamiento.

La edad influye en el consumo de oxigeno, en personas entrenadas se alcanza los valores máximos entre los 15 y 30 años, esto evoluciona a lo largo de la vida de una persona entrenada con respecto a una que no.

Este es la explicacion cientifica para ese famoso y herrado termino “ganar aire”.

Fuente: Adolfo Roa – Terapia Física

Share